Posts Tagged ‘estambul’

h1

¿Destino elegido? Estambul

8 agosto, 2011

rebajas en Estambul

No sé a vosotros. Pero a mí, hace años que las rebajas de verano dejaron de compensarme.

Después de tantos meses de trabajo, de cuentas y esfuerzo, comprarme un vestido a mitad de precio en Zara no me aporta casi nada: una satisfacción momentánea. Un placer no duradero, un consuelo mínimo que pasa y se olvida, como los romances fugaces, como tomarte un helado. Es decir… que no está mal, pero no tiene nada que ver con los besos con amor, las caricias con cariño y… ¡LOS VIAJES!
Sí, escrito así. Porque viajar es un placer mayúsculo. Alguien dijo alguna vez, y si no lo dijo alguien ya lo digo yo, que uno es lo que viaja. Lo que ve y conoce, lo que pasa en los viajes y en los suelos que pisa. Y no, no se trata de venir de un viaje aplastado por conocimientos y rebosando datos para soltarlos en las cenas con los amigos. No. No se trata tampoco de ir, ver y volver. Y no parar hasta verlo todo. No. No es eso. Viajar es elegir un destino y llegar allí sin la expectativa de quedar extenuado por ver cada rincón, sin el afán de encontrarse con el amor de tu vida y, desde luego, sin la intención de conocer a un famoso en el bar del hotel. Viajar es alejarse y olvidar, respirar nuevos olores y alimentarse de nuevos sabores. Viajar es sentarse a no hacer nada en una plaza recoleta y dejar que el tiempo muera lentamente.
¿A que se nota que tengo ganas de viajar? ¡Pues ya no me queda nada! ¿Destino elegido? Estambul. Y con ella, más bien en ella, las esencias de Bizancio y Constantinopla, lo que fuera y que le hace ser lo que es: una de las ciudades más bellas del mundo. No, no me voy a leer ocho libros. No me voy a matar por verla entera. No, no os voy a dar la paliza en el blog contando todo lo que veo. Sólo voy a hacer una cosa: ir y disfrutar.
Prometo haceros partícipes de mi disfrute. Al menos intentarlo.
Mientras llega el día, el gozo ya ha comenzado: por la ilusión de ir, por la agradable espera y porque pasaré por las rebajas animada con la idea de comprarme algún modelito que estrenar allí. Que no nos falte de na.

Anuncios
h1

Hoy es el día más deseado del año: 1 de agosto

1 agosto, 2011

Hoy es el día más deseado del año: 1 de agosto.
Incontable: número de almas que cuentan los días hasta llegar a hoy. Ésa es la nueva definición del diccionario para esta palabra. Es el mes vacacional por definición. El mes en el que la ciudad se tiñe sólo de asfalto y de carteles de “cerrado por vacaciones”. Ni el estanco de la esquina, ni el bar de abajo, ni la panadería de la plaza… Todos se rinden a los encantos de agosto. Y el corazón viajero, ávido de experiencias, ya tiene su reserva, su crucero o su hotel, su vuelo y su media pensión o alojamiento con desayuno, su playa, su biquini y hasta la sana intención de salir a pasear cada mañana a ver si baja algún kilito.
El alma trasnochada pero viajera, como la mía, e indecisa por definición, variable, cambiante e inestable, aún no sabe si optará por Marruecos, Turquía, crucero a Túnez u hotelito con encanto en Praga. No, aún no lo sabe y el tiempo se le echa encima, pero no importa: la indecisión, tratándose de estas lides, también es placentera. Basta un click para desatar los sueños y la imaginación, que quieren llegar a Chaouen, saborear Estambul, dormir en Cartago y despertar en Alejandría. Basta un click para abrirse al mundo y al merecido descanso.
Ni los precios ni los deseos aclararán mis dudas: un paseo a mi agencia de cabecera, quizá sí.
Prepárense ustedes, esta tarde me planto allí con mi maleta y prometo no salir hasta tener mi destino bajo el brazo.